Ya está aquí

Al principio hacíamos bromas y no acabábamos de creer que esto del coronavirus iba en serio. Nos parece propio de la ciencia ficción ver las calles casi vacías y gente paseando con mascarillas, pero, más que ciencia ficción, a fin de cuentas, es un golpe súbito con la realidad: en un mundo tan interconectado como el nuestro, cualquier virus nuevo surgido en la otra punta del mundo puede llegar a nosotros en 24 horas y obligarnos a pararlo todo.

Confinarse en casa, que es lo que ahora nos toca hacer, nos puede llevar a un aumento del estrés por diferentes razones: no poder ir a trabajar; no poder salir de casa para socializarse, cenar fuera, ir al cine, al teatro o, simplemente, pasear. Estar todo el día sola o con nuestra familia, pareja, o nuestros hijos/as necesitados de juegos y actividad puede ser, para algunas, un tormento.

¿Y cómo nos puede ayudar la sofrología en todo esto?

  • Pues primero de todo, en aceptar la realidad tal y como es. Con serenidad. La realidad muchas veces no es la que nos gustaría sino la que es. Y es a partir de ahí, desde donde tenemos que buscar estrategias para gestionarla.
  • Y en segundo lugar, para ayudarnos a reducir el estrés, mantener nuestro estado de ánimo en positivo y, con ello, nuestro sistema inmunitario más en forma ante el virus. En los últimos años, numerosos estudios científicos ya han señalado la relación existente entre el sistema nervioso central y el sistema inmune. Por eso, tener equilibrio emocional, optimismo y menos estrés ayuda a tener las defensas del organismo en mejores condiciones para prevenir o superar ciertas enfermedades (víricas o de otro tipo, como el cáncer). En este sentido, la Sofrología nos proporciona una serie de técnicas de relajación, respiración, contemplación o visualización idóneas para conseguirlo.

De ahí que mi recomendación es practicar sofrología durante estos días, paralelamente a otras actividades que nos hagan estar bien y encontrarle un sentido diferente al confinamiento, como descubrir que también se puede trabajar o formarse online, hacer ejercicio físico sin moverse de casa, leer, escribir, pintar… Y seguro que desde ti misma puedes rellenar un largo etcétera.

linea nena1

NOMBRE

Ismael Clavero es mediador familiar, intercultural y comunitario y máster en Sofrología y Coaching. Trabaja como mediador e imparte talleres de sofrología y gestión del estrés tanto en el ámbito individual como grupal para profesionales y usuarios de empresas, entidades sociales, CAPs y centros educativos (escuelas e institutos) de Barcelona y resto de Cataluña. También es instructor en técnicas de mindfulness.