facebook25twitter25blog25email25
Tamaño del texto
Viernes, 24 03 2017
lema 400
logo 650
 
 

Linfedema

El linfedema és el cúmulo de líquido en los tejidos cuando el sistema linfático está bloqueado o dañado. Puede ser congénito o debido a causas externas, por ejemplo el tratamiento del cáncer en determinadas circunstancias. En este caso puede presentarse tanto precozmente como años después del tratamiento, por lo que es muy importante estar atento a los síntomas y seguir los hábitos de prevención para evitar su aparación, que puede afectar la actividad diaria de los afectados.

El sistema linfático

La linfa es un líquido claro, transparente, de color blanquecino. Está formada por un 90% de agua y en ella se encuentran disueltas macroproteínas, sales, partículas de grasa y otras substancias que por su tamaño no pueden ser absorbidas por los capilares venosos.

Los vasos linfáticos recogen la linfa y la llevan de retorno hacia el torrente sanguíneo. En su recorrido, la linfa atraviesa pequeños nódulos planos que son los nódulos o ganglios linfáticos, cuya función es purificar la linfa antes de que vuelva a la sangre. El tamaño de los nódulos puede ir desde la cabeza de un alfiler hasta la de un guisante, y la mayoría se encuentran agrupados en zonas como el cuello, las axilas, el aparato respiratorio, el aparato digestivo, las ingles... Su número es variable para cada persona dependiendo entre otras cosas de la edad.

Llamamos sistema linfático a la red de vasos que transporta la linfa por todo el cuerpo con dos funciones principales: regular la cantidad de líquidos en los tejidos y,  como parte del sistema inmunológico, defender el organismo de los ataques de agentes patógenos generando anticuerpos y células defensivas.

Cuando la linfa no puede circular libremente debido a algún impedimento se desarrolla un linfedema.

 

linfa1

linfa2

 

El linfedema

El linfedema es un edema, es decir, una hinchazón. Hablamos de linfedema primario cuando es congénito (ha habido un desarrollo anormal del sistema linfático) i secundario cuando se debe a causas externas: infecciones, lesiones, traumatismos o cáncer.

El tratamiento del cáncer de mama puede afectar a los ganglios linfáticos de diferentes maneras, principalmente porque haya habido que extraerlos o por las cicatrices ocasionadas por la cirugía o la radioterapia. En estos casos es posible la aparición de un linfedema, tanto a corto como a largo plazo, y el riesgo es mayor cuanto más grande sea el número de ganglios afectados; es menor cuando sólo está afectado el ganglio centinela, que es el que recibe drenaje linfático desde el tumor. Otros factores de riesgo son el exceso de peso y la cicatrización lenta de la piel.

El linfedema puede afectar la actividad diaria: capacidad de trabajar, de practicar deportes o otras actividades... Por ese motivo es muy importante mantener habítos de prevención y consultar al médico cuando se observe cualquiera de los siguientes síntomas:

  • hinchazón del brazo, que puede alcanzar incluso los dedos de la mano
  • sensación de pesadez en el brazo
  • tirantez, engrosamiento o cambios en la piel
  • problemas para mover la articulación del brazo
  • sensación de que la ropa, pulseras, relojes o anillos ajustan más de lo que es habitual
  • picazón o sensación de comezón en los brazos
  • problemas para dormir en según que posiciones
  • pérdida de sensibilidad
  • endurecimiento del brazo
 
psico60
EL ESPACIO DE LA
PSICOONCÓLOGA
limfedema60
QUÉ ES
EL LINFEDEMA
blog60
BLOG
"ÀGATA EN MARXA"
lex60
ASISTENCIA
SOCIAL Y JURÍDICA
agenda60
CONSULTA
NUESTRA AGENDA